//Respuesta a Jesús Lasheras

Respuesta a Jesús Lasheras

Algunas aclaraciones procedentes: El día 09/01/2018 lancé la siguiente alarma sobre un posible bloqueo ˗que resultó ser breve˗ de mis cuentas Twitter, Facebock y Google+

«Acaban de bloquearme mis cuentas de Facebock, Googl+ y Twitter. En un primer momento pensé que hubiera sido por mi anterior comentario en esta página:

«¿Habrán sido los rusos!!? Estoy algo eufórico, disculpad. Vaya palo el controlar el ataque al 100% con el inri añadido de haberse hecho con seis de los aparatos. A veces llegan buenas noticias».

Pero pensándolo un poco más concluyo que quizás haya sido con motivo del llamado que estoy haciendo a intentar traer a esta tierra, por medios pacíficos inteligentes, la democracia real, que realizo desde mis nuevos trabajos, del que posiblemente ya os participé al menos éste a modo de hilo hacia el resto, pidiéndoos a vosotros y al mundo que, si os pareciese conveniente, participéis y apoyéis en lo posible.

Así que si consideráis noticia el bloqueo de mis tres cuentas y lo que después pueda “pintarse” a modo de justificación de sanciones o posibles represiones y queréis estar al tanto, mis datos son:

Rafael Domínguez Losada

Barrio Santa Bárbara, 20-1º dcha

33679 Oyanco de Aller – Asturias

Móvil: +34 663.411.808

Correo-e: rafaeldominguezlosada@gmail.com

Poco después: Ahora resulta de que me cargan las tres redes. Apagué un rato el Módem y el Router (pese a que había comprobado antes de hacerlo que me cargaban, entre otras que no daban la opción de comentarios, vuestras páginas: ésta, ésta, ésta y esta otra en las que comuniqué mi alarma), reinicié mi querido Ubuntu y abrí mi asimismo querido Firefox y, maravilla, todas mis redes sociales nuevamente operativas. Ignoro qué pudo haber pasado. Lo que quiera que haya sido el sucedido, estad por favor atentos por si precisase de vuestro apoyo en caso de represiones y/o si consideraseis digna de apoyo esa iniciativa política que preconizo.

Yo no veo que mejor cosa que hacer con mi querida vida que entregarla a la causa de la DEMOCRACIA (y democracia sólo hay una y ella es la democracia “real” y no cualquiera de las democracias formales que imperan a lo largo y ancho del mundo). Y además la quiero intentar por medios pacíficos (mediante una revolución pacífica, al modo catalán), porque así se me hizo ver como posible (además de conveniente), por el Señor Don Antonio García-Trevijano en su obra “Teoría Pura de la República“.

No tengo madera de mártir, pero tampoco soy masoquista como asistir a la degradación generalizada a la que se nos somete a nosotros y el planeta y verlo todo ello meramente como un espectáculo para la contemplación. De ahí mis iniciativas en pro de un mejor mundo futuro, con una nueva civilización y cultura superiores realmente posibles.

Ignoro qué pudo haber sucedido: Esta página que tampoco cargaba tras varios intentos fallidos de connotar en ella mi alarma, después de haber comprobado de forma asimismo reiterada que tenía bloqueadas mis tres redes sociales… y de que podía hacerlo en esas otras cuatro páginas: debido a las circunstancias en que se dio el hecho no descarto que, entre otras posibilidades, un grande facilitador de mi navegación por Internet con alguna vulnerabilidad o código hiciese posible esa “jugarreta” o fallo.

Pues bien: En base a esa alarma, recibí de Jesús Lasheras el siguiente correo, al que prefiero responder a modo de nueva entrada del blog y mediante notas, por lo que tiene de razonable su ironía y para con estas aclaraciones justificar por qué no ejerzo ni debo de ejercer como docente, siguiendo así mis inclinaciones en pro de resolver otras necesidades más fundamentales y urgentes mediante un llamado a quienes sientan y piensen como yo que hay demasiadas cosas mal e incluso horribles que se deben cambiar:

(Carta de Jesús Lasheras) Asunto: Su comentario en Robot Pescador

Hola Rafael,

Permite que te tutee.

Me alegra que hayas recuperado el sosiego al ver que no te habían borrado las cuentas y demás fechorías de las que habías creído ser víctima. [1]

He echado una ojeada a la web adoctrina-me y parece que o no funciona muy bien o yo soy muy lerdo, que lo soy, con esto de la informática hasta a nivel de usuario, o sea que no he sacado nada de ella. [2]

Entiendo que democracia significa “el poder para la gente (pueblo)” y si te parece bien agradecería que me relacionases, de una manera sucinta, cuales son las características que debería reunir una constitución para articular una democracia que fuera real y no formal. [3]

Si la división de poderes legislativo, ejecutivo y judicial es adecuada, debería establecerse constitucionalmente que en los tres ámbitos el poder sea de la gente. ¿Cómo se articula eso? [4]

¿Existe algo parecido a la democracia en el ámbito de la economía que pueda articularse constitucionalmente? [5]

El asunto me interesa mucho y no sé por qué me da en la nariz que puedes aportarme ideas interesantes al respecto. Como mínimo, y aparte de tu elaboración personal, conoces lo que García Trevijano pensó al respecto. [6]

Cordialmente,

Jesús Lasheras

Mi respuesta: Hola Jesús, buen día. Está bien que me tutees y gracias por tu interés. También yo voy a tutearte, intentando así iniciar o mejor aún establecer entre nosotros una relación de confianza, en la esperanza de que pueda llegar a dar buenos frutos.

[1]. ¿Qué cosa crees que habrá sido ese sucedido? ¿Acaso una especie de aviso de que me están encima a fin de que me ande con cuidado si no quiero ser represaliado? Porque es de considerar el hecho de que me hayan funcionado varias web que comprobé antes de lanzar el aviso, excepto mis tres redes sociales y la página de la web “Movimiento Político de Resistencia” a la que hago referencia y en la que también pretendía comunicar el evento en forma de comentario. Y mis comprobaciones fueron realizadas varias veces, tanto para las webs que funcionaban como para las que no, antes de lanzar la alarma para posteriormente idear el reiniciar todo (el módem y el router, el sistema operativo y finalmente el navegador).

Además de eso, mi suposición fue debida a que considero más que factible que la “inteligencia” que nos rige esté al tanto de mis infructuosas iniciativas y postulados ya desde que los inicié hace años, sin descartar yo desde entonces posibles represalias contra mis iniciativas.

[2]. Acepto tu “acerada” ironía como bastante pertinente y es por eso que te respondo, agradeciéndola lo indecible porque me sirve cuando menos para aclarar aquí algo a lo que no estoy dispuesto: y es que no voy a responder a cualquier cosa, ni ahora ni a futuro, porque nadie va a conseguir de mí que dedique lo que me quede de vida a embestir trapos rojos; pues me considero persona de hechos y de ahí mi reclamo a las mayorías de que pasemos sin más demoras a la acción que considero la más inteligente, para la que no habrían de faltarnos guías si nos ponemos en movimiento.

Te respondo porque entiendo que mis trabajos que emprendí siguiendo mi vocación de creador informado por la lectura durante más de media vida de multitud de autores sobre las más diversas materias (científicas, filosóficas y técnicas), poco o nada tienen que ver con ese ejercer docencia a que hace referencia el título del blog al que aporto gustosamente mis trabajos, pese a que no creo que me faltase ciencia en más de una materia si me decantase por la docencia (cosa que de alguna manera innegablemente estoy haciendo mediante mis trabajos, que no son meramente el inducir el puro conocimiento).

Sucede más bien que, siguiendo mis inclinaciones de potencial solucionador de problemas al más alto nivel de responsabilidad humana (desde la perspectiva de la filosofía política), viendo que son muchas las cosas que no marchan bien para las mayorías en esta era cristiana ya desde el inicio de esta bimilenaria historia, decidí aportar al blog esta iniciativa que considero fundamental. Cuya pretensión es, ante todo, que nos unamos en pro de solucionar la lamentable situación política actual, considerando que tiempo habrá (después de solucionar tanta y tan grave problemática como se nos presenta por la actual forma de hacer política vulnerando derechos fundamentales que se deben hacer respetar), de formar esa civilización superior futura que preconizamos los que tenemos algo más de conciencia y de consciencia (mediante una economía real, la verdad y la transparencia de cara al todo social y esa portentosa tecnología de que se nos está privando: como si ésta hubiese sido posible sin el esfuerzo común en las más diversas áreas del conocimiento y del obrar humanos y por ello exclusiva de ciertos “capo di mafia”). Sociedad futura en la que se dé el libre acceso a todo tipo de información a cargo ésta de los especialistas más cualificados en las más diversas ramas del conocimiento (inclusive mediante universidades telemáticas libres cuya accesibilidad y usabilidad se consideren como las más indicadas y tantos docentes ˗presenciales o a distancia˗ como se considerasen oportunos); en vez de mera basura para el común de los mortales, “vomitada” por una pléyade innumerable de cacatúas mediáticas y más innumerables aún liliputienses charlatanes brotados de esas “escuelas”.

Si el tratar de unir a la gente para intentar esa solución de forma pacífica no es factible de tener en consideración y se prefiriese por ejemplo una revolución armada (¿con palos y piedras… a lo sumo?), me avisen cuando esté configurada la fuerza con posibilidades de victoria. Si otra cosa fuere (como por ejemplo preferir el continuar en la inacción/inanición por falta coraje y/o de perspectivas: la falta de alimento espiritual de los alienados); entonces ya me dirás tú, Jesús, si es que tienes a bien el sacarme de mi negra ignorancia.

Y aunque con esto debiera de ser suficiente, todavía se me ocurren más cosas en base a tu texto a fin de tratar de despejar por mí mismo y/o recurriendo a terceros toda posible duda a tus interrogantes, en la escasa medida de mis posibilidades intelectuales.

[3]. Para que el poder sea democrático; para que exista democracia y una normativa realmente democráticas; para ello el “Poderdebería brotar de la gente constituida o más bien congregada en asamblea/s por distritos electorales bien definidos y surtir al pueblo ˗a la gente˗ las decisiones allí adoptadas (por las que se les eligió para gobernar).

Pero entendiendo que, debido a nuestra carencia de cultura realmente democrática y para avanzar lo más rápida y eficazmente, las asambleas deberían ser orientadas e informadas por la experiencia asamblearia y poderes constituyentes ya habidos en la historia pasada o la actualmente existente en otras naciones (como por ejemplo Cuba o Venezuela), con la finalidad: a) de poder optar mediante la Asamblea por las “Propuestas Políticas para la Construcción del Futuro” que se considerasen las más pertinentes (y consecuentemente con la finalidad de hacer efectivas éstas, poder elevar y deponer a nuestros representantes en función de su competencia y de su lealtad tras hacerse cargo del cumplimento del mandato encomendado), y b) de articular la Constitución acordemente al dictado de la voluntad popular mayoritaria “comme il faut” para que esta sea democrática (es un poco al revés de como me lo planteas y bastante impreciso, porque de lo que se trata es de articular la Constitución desde una perspectiva realmente democrática tratando de fijar valores aceptados por todos en forma de normativa legal e instituyendo lo que sea necesario a fin de hacerlos cumplir sin tanta burla, abuso y corrupción y que lo que de incumplimientos pueda sobrevenir que en lo posible no queden impunes). La formulación de la normativa por la técnica jurídica quizá fuese el tema a debatir más trascendental de entre todos, del que no deberíamos mantenernos al margen. De darse este tipo de debates, yo aprovecharía para aclarar en lo posible mis pobres ideas al respecto (ya que más que sabio soy bastante lerdo en esta materia) y así tratar de aportar mi apoyo en pro de la mejor cosecha posible. Nuevamente te remito a la obra de Don Antonio García˗Trevijano porque, humildemente, considero que no debo meterme a maestro de nadie sin estar yo suficientemente capacitado, tal y como he visto que sí que lo está el Juez Don Elpidio José Silva Pacheco: sin dudar de que existen muchas otras personas capacitadas en las que considero que “residen” las respuestas más claras posible para este interrogante tuyo.

El Poder Ejecutivo” debería gobernar acordemente a la voluntad popular mayoritaria emitida en elecciones libres (jamás por políticos brotados de las listas de los partidos al uso de nuestras partidocracias seudo democráticas). Y el gobierno de las leyes por la judicatura regirse mediante normativa elaborada por el “Poder Legislativo”; pero otorgando independencia judicial como para examinar ya desde la primera instancia la constitucionalidad de las leyes invocadas en el juicio (y así poder sentar posibles precedentes a confirmar o descartar por el “Tribunal Supremo”, en cuyo seno se debería crear una “Sala de lo Constitucional” elegida por los participantes en el mundo judicial, con el cometido entre otros de atender las quejas o denuncias de los justiciables): de tal forma que sean innecesarias esas afrentas a la independencia jurídico˗política que suponen tanto elTribunal Constitucionalcomo la “Audiencia Nacional”, tal y como si mal no he colegido y creo recordar nos razona Don Antonio.

[4]. ¿Cómo se articula eso? ¡Uppp! A fin de formular de la forma más procedente ese articulado por el que me inquieres para que el poder sea de la gente, por la gente y para la gente (o pueblo), no me queda otra opción que remitirte (a ti y a cualesquiera otros interesados en obtener la más exhaustiva y mejor información posible, infinitamente más detallada y sabia que la que yo pueda aportar desde mis escasos conocimientos en la materia), a la lectura de la genial obra “Teoría Pura de la República de Don Antonio García-Trevijano, de la que quienquiera que esté interesado en la forma de constituirse en poder realmente democrático podrá extraer sin la menor duda valiosísimas indicaciones (para ti personalmente y dado que al parecer ya dispones de la obra de Don Antonio y que por ello no me parece que vaya a vulnerar la ley sobre derechos de autor, dispongo del “original” en formato pdf que obtuve por la Internet y de otro pdf más de mi gusto al que le di formato personalizado, respetando el texto del “original”, que recibirás mediante correo-e junto con el hipervínculo a este trabajo así que lo tenga acabado). En ese trabajo de Don Antonio se preconiza la aprobación de una Ley procesal que regule la constitución y funcionamiento de la nueva Sala bajo el principio sagrado de que todos los juzgadores, desde la primera instancia hasta la Sala correspondiente del Tribunal Supremo, estén obligados a sentenciar sin poder alegar laguna, oscuridad o insuficiencia de las leyes. Ni siquiera aunque aprecien motivos de inconstitucionalidad en la ley aplicable (de ahí que con independencia judicial se pueda ya desde primeras instancias intentar sentar precedentes constitucionales), ni tampoco suspender el juicio, hasta que se resuelva la cuestión por la “Sala de lo Constitucional”.

[5]. No soy economista. Pero a mi entender sí que existe la posibilidad de articular algo con respecto a que, al modo de los derechos de autor, las acciones no queden como patrimonio de unos pocos a los que yo denomino “Amos de lo Nuestro” (entre los que cabe destacar a los grandes accionistas y propietarios). Lo que no es justo es que éstas ˗las acciones y propiedades˗ sean de unos pocos y no repartidas equitativamente (y preconizar el repartir con equidad equivale a no hacerlo de forma igualitaria pero tampoco con enormes diferencias abusivas), entre quienes “obraron” manual e intelectualmente en pro de su consecución. Si a futuro se tuviera en consideración esta tesis, se debería limitar severamente la propiedad privada a fin de que no pueda haber amos exclusivos de lo producido por otros ˗de lo producido entre todos˗ desde los diversas ámbitos de la “economía” (entrecomillado porque son muchas las actividades vigentes realmente antieconómicas: por totalmente innecesarias, perjudiciales o incluso criminales, y muchas otras que pese a ser necesarias son antieconómicas por el derroche que implica producirlas con muy escasa calidad y corta duración mediante el inri añadido de la obsolescencia programada con que se producen).

[6]. Finalmente decirte, Jesús, que entre otras actividades más pedestres por las que demoré algo el responderte, me cogiste trabajando sobre mi doceava entrada: “Qué ayudas se requieren y el porqué de éstas“, en la que desde mi insuficiente formación trato de explicar que la más trascendental y fundamental de entre todas las ayudas requeridas sería que comencemos a establecer la asamblea por las más diversas localidades a la mínima demora, entre todos los interesados en una auténtica democracia, consiguientemente con voluntad de obrar a fin de poder elevar al poder político como representantes del poder popular a quienes mayoritariamente consideremos dignos de ese cometido (que no a los que se nos presentan por la partidocracia al uso en muy diversas naciones del planeta) o poder deponerles en casos de incompetencia, corrupción, traición o cualquier otro invalidante a formular en un “Código de Ética y Deontología Política”.

Yo no soy más que un iniciado en las tesis de Don Antonio García˗Trevijano (del que ambos hacemos mención), mediante la única lectura de éstas que realicé al tiempo que le cambiaba el formato al texto “original” para convertirlo en otro pdf más de mi gusto (un trabajo considerable, al igual que éste de hoy que pese a sus imperfecciones espero que valores al menos como aceptable teniendo en consideración el hecho de que estoy solo para todo: labores domésticas como gestiones de diversa índole para tener lo mío en orden y efectuar algunas ayudas que se me requieren), pdf del que finalmente dispongo y guardo como oro en paño para volverlo a leer cuando me sea posible y revisarlo cuantas veces sean necesarias para, en base a sus valiosas indicaciones y otras como las que nos participa el Juez Don Elpidio José Silva Pacheco (y no dudo que pueda haber más gente de similar competencia y honestidad personales dispuesta a participar sus tesis), lanzar las propuestas a debatir en las asambleas si éstas llegasen a darse en pro de realizar esa anhelada democracia que nos posibilite articular la normativa por la que la voluntad popular mayoritaria sea la que decida y no pueda ser vulnerada. Y todo ello en base a la esperanza de que el pueblo ˗del que formo parte˗ sepamos hallar el camino o forma de someter a los diversos poderes a nuestros legítimos intereses, en pro de nuestra liberación de tanto parásito como venimos soportando desde hace milenios.

Por tanto reconozco que no tengo aún respuesta clara a tus preguntas, aparte el hecho de que eso es algo que deberemos hallar el pueblo constituido o más bien congregado en asamblea; en el supuesto de que mayoritariamente nos decidamos a votar en blanco para hacerles ver que por el actual sistema no nos representaron ni nos podrán representar jamás; o que nos decidamos por cualquier otra acción tendiente a desalojar a la mínima demora del poder político a quienes tradicionalmente nos engañan, roban e incluso nos llegan a apalear; en definitiva: en el supuesto de que decidamos comenzar a debatir sobre las más valiosas propuestas que se nos puedan presentar, en pro de adoptar las más valiosas guías factibles de sacarnos inteligentemente de esta horrenda situación para que juntos podamos arribar a la verdadera democracia.

A fecha de hoy ya no me puedo ver a mí mismo como un “guía político antifascista” exclusivo en pro de superar el fascismo universal imperante y las desgracias que nos acarrea (porque en realidad de lo que se trata es de salir del fascismo vigente bajo falsas apariencias de democracia). Sino que preconizo el deber de recurrir al tipo de obras y consejos ya citados a fin de intentar someter de hecho a los diversas poderes a la voluntad de nosotros el pueblo, debidamente informado por los medios más cualificados e inteligentes a nuestro servicio (como debida correspondencia a los servicios prestados desde nuestras respectivas responsabilidades), repito que a fin de intentar someter a los diversos poderes a nuestra legítima voluntad, preferentemente de forma pacífica.

Y para terminar saco de mi especial “farmacia” un par curas que espero que surtan en no pequeña medida a formar esos hombres íntegros tan necesarios a ese futuro de dignidad que preconizamos algunos; porque… al igual que las ventanas tienen que tener alma para ser ventanas y no derrumbarse en informe masa de metales y vidrio, al hombre se le debe dotar asimismo del alma que le posibilite el ser ese hombre capaz de decidir sobre su futuro al margen de los que por adocenados carecen de criterio propio y de la libertad de expresarlo (sin someterse a criterios espurios a sus soberanos intereses, lo que espero que me reconozcas que de alguna forma es obrar como docente mediante el arte de terceros):

La morralla

Las murgas de Emilio «El Moro»

 

AUTODIDACTO · Yo, no soy yo. En realidad soy muchas otras almas dentro de mi alma. · Debido a una incansable pasión por el conocimiento sobre los más diversos campos de interés humano, soy el resultado o creación de muchas otras almas que han influido en la mía posibilitando que yo haya podido llegado a ser el que soy. Sumamente agradecido que estoy por ello. · Y sigo con mi vocación, mas no únicamente para seguir conociendo en lo posible la verdad última de las cosas realmente trascendentales, consciente de que el puro conocimiento no basta si la inteligencia adquirida no los es con la intención de que llegue a ser inteligencia aplicada. ¡Por eso estoy aquí! · “Ser o no ser, esa es la cuestión” que nos dejó dicho Shakespeare: **http://blogsdelagente.com/todo-es-relativo-imprevisto-y/2010/06/12/ser-o-no-ser-hamlet-shakespeare-monologo/** y para mí que no hay otra que sea más importante. · Similarmente a como me he ido formando a mí mismo mediante la obra de muchos otros autores, considero que el reconstruir el ente popular deconstruido a lo largo de milenios por nuestros opresores esclavistas debería ser tarea prioritaria que cualquier educador que se precie debería afrontar con vocación y pasión. Pero considerando que educar no es tan solo dar carrera para vivir; sino que es también y sobremanera el templar el alma para las dificultades de la vida. (Cambiar el hombre para cambiar el mundo.) · SÓLO OBRANDO SE APRENDE. De ahí mis llamados a que nos unamos dando de lado a toda comodidad, perezas y rutinas improductivas para, en solidaridad, convertirnos en emprendedores de nuestro destino común. · Adoptando la guía de la gente más auténtica y preparada para aquellos retos que se deban afrontar, hagamos política por nosotros y para nosotros, de forma inteligente. Pensemos en nuestras futuras realizaciones y tratemos de que no puedan seguir torciendo nuestro destino e intereses sociales los de siempre. · Para ello es fundamental que no continuemos inundando nuestro “ser” con todo tipo de ruidos de actualidad y basura mediática; que demos de lado a toda su basura y, con cerrados oídos de Ulises ante “sus cantos de sirena”, nos centremos en nuestros intereses comunes. En resumen; que nos desentendamos de muchas cosas, para poder ocuparnos en lo esencial con voluntad incondicional de hacerlo trascender mediante su realización. · Mediante “El despertar de la Historia” Alí Primera nos pide que ayudemos a que sea humana la humanidad: **https://www.youtube.com/watch?v=vSBBoJZSNAU** Obremos. Pongámonos a ello.