//Para esta navidad y me temo que para las que vendrán

Para esta navidad y me temo que para las que vendrán

L’estacaPara esta navidad, recomiendo cantar De Gurí Soñaba. Como no le pongamos remedio a tanto abuso y corrupción la cosa irá in crescendo, sin duda alguna. Y si no “levantamos” esta canción seguiría estando indicada largo tiempo, sino que hasta el fin de los tiempos (como no levantemos). Desde una visión realista conviene saber que nada cabe esperar de la actual partidocracia que no sea más de lo mismo; excepto por los pobres ilusos inmaduros en cuestiones políticas que creen que votando por alguna lista de partidos al uso estos nos van a cambiar el actual estado de cosas. (Como no nos movilicemos nos lo van a poner cada vez peor.)

Sólo si cambiamos la Constitución en el sentido indicado por el Señor Don Antonio García-Trevijano en al menos su obra “Teoría Pura de la República, podremos cambiar la realidad política y evitar ineludiblemente, sí o sí, tanto incumplimiento y corrupción por nuestros burladores, de cara a reflotar por nosotros el estado español para beneficio de absolutamente todos. Para ello habrá que inducir un proceso constituyente lo más universal posible que nos saque de esta indeseable situación a que nos tienen sometidos nuestros opresores en muy diversas naciones, activando previamente un movimiento asambleario generalizado, del más amplio espectro posible (además de mediante la Internet, por las más diversas localidades; sirviéndonos de la experiencia adquirida por los catalanes, venezolanos, cubanos y demás naciones con experiencia asamblearia; para que debatamos en asamblea generalizada la cuestión social con vistas a crear el futuro realmente democrático que nos permita resolver tanta problemática como nos están creando los fascistas psicópatas con su juego seudo-democrático). La asamblea lo sera a fin de inducir a las bases sociales a movilizarse y guiarlas en pro de un proceso constituyente para España. Y a más de lo mismo para las demás naciones (europeas y no europeas), pensando en hacer extensivas la paz y la prosperidad para todo el planeta.

Si consiguiésemos los apoyos necesarios, podríamos viajar para recabar información in situ (en lugares como los mencionados y, en ellos, quizá también nuevos apoyos de todo tipo para nuestra iniciativa). Lo que implicaría hacer algo así como periodismo de investigación, que se compartiría mediante informes que incluyan audiovisuales sobre el modo en que se realizan o deban realizar éstas. Explicando con ejemplos históricos (pasados como actuales), porqué la necesidad de la “Asamblea del Pueblo” y sobre los logros habidos en Catalunya, etc. por ese procedimiento. (El procedimiento asambleario es imprescindible para estar unidos y al tanto de nuestros intereses políticos, en vez de alienados y por ello ser presa fácil de tantos burladores corruptos como hasta la fecha.)

Necesitamos viajar para informarnos e informar sobre cómo servirnos de la práctica asamblearia que se estimase más conveniente y al tiempo recabar los mencionados apoyos, a fin de obtener resultados al más breve plazo posible que nos posibiliten ese imprescindible periodo constituyente que nos permita codificar la normativa del futuro, sin el miedo a las dictaduras habidas o a cualquier otra con que se nos quiera atemorizar para evitar que nos podamos regir mediante la democracia real, en vez de las actuales burlas y abusos, tan lucrativas para algunos a costa del resto social. (En contra de la corrupción im-pe-ran-te, no parece que sea de temer ningún golpe de estado.)

Tampoco hay por qué temer y continuar paralizados con motivo de que seamos inexpertos en cuestiones políticas, producto/s de la alienación de nuestros intereses políticos a que se nos sometió por diversos procedimientos, a lo largo de siglos, por el mundo católico y movimientos afines de hecho (por ejemplo el PSOE, laico tan solo de piquillo). Anteriormente dejé dicho que sólo obrando se aprende. El mismo Don José Larralde nos lo dice a su manera aquí, a partir del minuto 12:52: «Al pingo que dende atrás, arranca sin banderola; no hay lazo ni pial ni bola, que lo alcance a sujetar» (es una delicia oírlo; la letra pueden obtenerla aquí). Y puedo dar fe con toda humildad de que llegado a la mitad de mi vida era aún un grande asno, con motivo de dicha alienación y de una cuna asimismo oscurecida. En ese sentido y gracias a los guías de que me serví (padres espirituales más bien), puedo decir que soy cual un ave Fénix que resurgió de sus cenizas.

Sólo obrando se aprende y este es mi llamado: Obremos y, por favor, comencemos a hacerlo a la mínima demora para que en el futuro no tenga que haber motivos para que más gente cante al modo de la canción de Larralde de arriba. Obremos asumiendo buenos guías para tratar de lograr con nuestro quehacer un gran destino para la humanidad. Vale la pena intentarlo.

De mis iniciativas y para el supuesto de que estas acarreen represión fascista, quiero ser el único responsable. Y no porque me considere un pobre Cristo al modo en que lo pintan las iglesias. Soy activista y pacifista. Pero no de cualquier tipo de paz cobarde y rastrera, sino de una paz digna al modo en que se quiso por la Roma antigua: la pax romana (paz viril de hombres nobles y valientes). Jamás la paz a la que nos tienen sometidos ya por dos milenios, una paz propia de niños y esclavos. Y aun así quiero la pax por medios pacíficos, desde el momento en que considero que vale la pena intentarlo así, siguiendo las indicaciones de Don García˗Trevijano. Para ello deberemos crear las circunstancias y el medio para ir haciéndola crecer hasta su realización.

¡Hablemos! Comencemos a hacerlo cerrando los oídos a los medios seudo˗informativos al uso y a todo lo que venga de nuestros opresores; lobos todos ellos disfrazados con pieles de cordero. Y… considerando lo que sigue: «Señor, la navidad, llega del cielo y tú, vendrás sobre la estrella del amor» cantemos asimismo con Larralde “Para esta Navidad, sin por ello considerar que ese león de ahí se esté poniendo excesivamente dulce o dulzón en medio de tanta incertidumbre y amargura como hay en el mundo ni que se conforma con rezar en cuevas de dulzona fragancia como si ello nos fuese a aportar solución alguna (más bien al contrario, pues forma parte de la alienación a que se nos somete mediante moralinas propias para niños o esclavos). ¿Y si cantásemos también L’estaca con Lluis Llach? Aquí en pdf L’estaca, de Lluís Llack, sin los errores que he visto en el vídeo con respecto a la letra en catalán y con mejor traducción al español. Cortesía de, R.D.

 

AUTODIDACTO · Yo, no soy yo. En realidad soy muchas otras almas dentro de mi alma. · Debido a una incansable pasión por el conocimiento sobre los más diversos campos de interés humano, soy el resultado o creación de muchas otras almas que han influido en la mía posibilitando que yo haya podido llegado a ser el que soy. Sumamente agradecido que estoy por ello. · Y sigo con mi vocación, mas no únicamente para seguir conociendo en lo posible la verdad última de las cosas realmente trascendentales, consciente de que el puro conocimiento no basta si la inteligencia adquirida no los es con la intención de que llegue a ser inteligencia aplicada. ¡Por eso estoy aquí! · “Ser o no ser, esa es la cuestión” que nos dejó dicho Shakespeare: **http://blogsdelagente.com/todo-es-relativo-imprevisto-y/2010/06/12/ser-o-no-ser-hamlet-shakespeare-monologo/** y para mí que no hay otra que sea más importante. · Similarmente a como me he ido formando a mí mismo mediante la obra de muchos otros autores, considero que el reconstruir el ente popular deconstruido a lo largo de milenios por nuestros opresores esclavistas debería ser tarea prioritaria que cualquier educador que se precie debería afrontar con vocación y pasión. Pero considerando que educar no es tan solo dar carrera para vivir; sino que es también y sobremanera el templar el alma para las dificultades de la vida. (Cambiar el hombre para cambiar el mundo.) · SÓLO OBRANDO SE APRENDE. De ahí mis llamados a que nos unamos dando de lado a toda comodidad, perezas y rutinas improductivas para, en solidaridad, convertirnos en emprendedores de nuestro destino común. · Adoptando la guía de la gente más auténtica y preparada para aquellos retos que se deban afrontar, hagamos política por nosotros y para nosotros, de forma inteligente. Pensemos en nuestras futuras realizaciones y tratemos de que no puedan seguir torciendo nuestro destino e intereses sociales los de siempre. · Para ello es fundamental que no continuemos inundando nuestro “ser” con todo tipo de ruidos de actualidad y basura mediática; que demos de lado a toda su basura y, con cerrados oídos de Ulises ante “sus cantos de sirena”, nos centremos en nuestros intereses comunes. En resumen; que nos desentendamos de muchas cosas, para poder ocuparnos en lo esencial con voluntad incondicional de hacerlo trascender mediante su realización. · Mediante “El despertar de la Historia” Alí Primera nos pide que ayudemos a que sea humana la humanidad: **https://www.youtube.com/watch?v=vSBBoJZSNAU** Obremos. Pongámonos a ello.